La Estabilidad Financiera

Los hispanos de EE. UU. tienen más probabilidades que sus homólogos blancos de verse afectados negativamente por el coronavirus, independientemente de su estatus migratorio. Dos expertos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan explican por qué y ofrecen algunas soluciones que el gobierno federal podría utilizar para mitigar estas consecuencias negativas. 
 
¿Por qué es que los hispanos, y las comunidades de color en general, se ven desproporcionadamente afectados por la pandemia de coronavirus?

Las personas de color son las más afectadas por la enfermedad porque su situación de vivienda, la exposición a la contaminación, el acceso a la cobertura de atención médica y encarcelación son peores que las de los blancos debido al legado de políticas racistas y discriminatorias que hacen que estas poblaciones sean más propensas a ser expuestas al virus y a tener complicaciones. 
 
En los Estados Unidos, hemos tenido siglos de políticas que han dado ventajas a los blancos estadounidenses sobre las personas de color. El sistema económico de la esclavitud creó grandes inequidades, pero esas inequidades continuaron hasta el siglo XX con las leyes de Jim Crow, políticas de inmigración racistas, prácticas de vivienda discriminatoria y rediseñada, y los grandes programas de asistencia gubernamental que fueron efectivamente “acción afirmativa para los blancos”. Esto sentó las bases para grandes desigualdades económicas y de salud a lo largo de líneas raciales donde los blancos se veían favorecidos y las personas de color estaban en desventaja. Más recientemente, la guerra contra las drogas y las políticas de encarcelamiento masivo, así como la continua discriminación en el empleo, la vivienda y la educación, han arraigado estas inequidades. 
 
¿Cuáles son algunas de estas inequidades?
 

Muchos inmigrantes latinos siguen trabajando en trabajos de riesgo extremadamente alto, como procesando animales, en el que no se toman precauciones y el medio ambiente es propicio para la transmisión de enfermedades infecciosas. Los latinos también están sobrerrepresentados en industrias como restaurantes, servicios de alimentos, etc. que han sido considerados como “trabajadores esenciales” pero no siempre se les ha proporcionado suficiente equipo de protección personal. 
 
Además, es importante enfatizar que existen razones sistémicas para estas diferencias en las características y no hay que atribuirlas a diferencias culturales. 
 
Algunas características que pueden afectar la propagación de COVID en la población hispana incluyen vivir en residencias multifamiliares, trabajar en lugares con mayor probabilidad de interactuar cara a cara con los clientes o vivir en estados que han rechazado las oportunidades de expansión de Medicaid. 
 
Las redes latinas también son a menudo redes de “estatus mixto”, lo que significa que contienen miembros de todos los estados de inmigración. Los inmigrantes indocumentados y quienes están casados con ellos no pueden recibir fondos de estímulo COVID, lo que obliga a otros en su red a resolver los impactos económicos que el gobierno federal está ignorando. 
 
¿Cuáles son tres tácticas que el gobierno podría tomar para mitigar algunas de estas inequidades?
 
Debido a que muchas de estas disparidades son causadas por políticas que crean inequidad, ya sea que estemos o no en una pandemia, la primera estrategia es trabajar hacia políticas equitativas a gran escala y elegir líderes que apoyen estas políticas. 

 

Enlaces de Recursos

https://destinonegocio.com/economia/exito-empresarial-5-consejos-para-la-estabilidad-financiera-del-negocio/

https://blog.bancobase.com/consejos-de-finanzas-para-una-economia-familiar-sana

https://www.commoninterestsfinancial.com/

https://www.presbyterianfoundation.org/